miércoles, 21 de febrero de 2018

Las -Alas de mariposa-, de Carmen Pérez


Llego al trabajo, sobre mi mesa descansa entre muchos otros un libro nuevo: Alas de Mariposa, su autora, la monovera Carmen Pérez, ha querido que la Biblioteca de Monóvar cuente con uno de los poquísimos ejemplares que ha impreso para que disfrutéis de esta selección de poemas escritos a lo largo de su vida.
¡Felicidades y muchísimas gracias Carmen!

Abro al azar sus páginas:

LIBRE
Deja de volar, descansa
Gorrión de triste canto
Deja de volar y pausa
El triste y mítico llanto.
Vuela, huy donde sea
Bajo el pálido azul manto
Que cubre la gris marea
Revolcada en el espanto,
Desliza lento tus alas
No apresures, tu paso
Piensa que el aire exhalas
Burlando viene el ocaso
Y si agotado se siente
Sin fuerza y desolado
Tu corazón de simiente
Deja que yaga olvidado
Sin recordar que pudiera
Trinar en otro escenario
Cuajado de primavera
O deleitable incensario.

Diciembre de 1993


lunes, 12 de febrero de 2018

Viernes 16 de febrero 2018, a las 20:00 h.: Presentación del libro VIOLENCIA Y RESPONSABILIDAD de Pedro Payá, a cargo de Glicerio Sánchez. Auditorio Antonio J. Ballester, 20:00 h.

Violencia y responsabilidad estudia las formas de persecución y aniquilación del enemigo político durante la posguerra española mediante un análisis de caso: el partido judicial de Monóvar. Más concretamente, indaga en las dinámicas, actitudes, motivaciones y formas variadas de responsabilidad detrás de las dos agencias sobre las que descansó la represión judicial: las autoridades militares y sus colaboradores locales. La reducción de escala a un ámbito comarcal permite examinar las conexiones existentes entre verdugos, víctimas y espectadores, y mostrar la verdadera implicación que tuvieron las comunidades locales en la eliminación de sus vecinos. También muestra el funcionamiento de base de los procesos sumarísimos, auténtica pantomima de justicia que no hizo otra cosa que institucionalizar la venganza, dando curso legal al asesinato de personas indefensas. Y lo hace reconstruyendo la trayectoria de las víctimas, cuya experiencia es representativa de la de otras miles, que vieron que su destino quedaba en manos del Estado, sometidas al poder de unas mismas instituciones, pero también a la voluntad de individuos concretos que participaron o colaboraron con ellas, cuyas acciones y omisiones influirían definitivamente sobre sus vidas y las de sus familiares. En este sentido, un enfoque de esta naturaleza permite trascender lo individual para afrontar problemas de fondo, históricos y morales, que nos deben seguir preocupando como colectividades políticas, como son los que tienen que ver con la naturaleza de la violencia y la responsabilidad de los distintos actores que contribuyeron a que se desarrollara.